Noticias

  • Redacción
  • 17 Mayo 2020

La Federación Española de Pádel apoya y saluda la creación de la Asociación Nacional de Instalaciones de Pádel

Este domingo nos hemos despertado con la más reciente actualización del Boletín Oficial del Estado (B.O.E.) por parte del Gobierno. Se han publicado nuevas medidas para la práctica deportiva que desde la Asociación Nacional de Instalaciones de Pádel (ANIP) consideramos insuficientes.


Tal y como se recoge en el texto oficial, serán cuatro los territorios que entren en la denominada Fase II (La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera). Ellos serán los únicos que, desde este 18 de mayo, tengan algo más de manga ancha en muchos aspectos, pero concretamente y en lo que a nosotros nos involucra, el pádel y sus clubes, las medidas se quedan cortas.


Desde la fase II se podrá ‘’proceder a la apertura de instalaciones deportivas cubiertas para la realización de actividades deportivas con las limitaciones que recoge el artículo 42 del capítulo 9’’.

A dichas instalaciones podrá acceder ‘’cualquier persona que desee realizar una práctica deportiva, incluidos los deportistas de alto nivel, de alto rendimiento, profesionales, federados, árbitros, jueces y personal técnico federativo’’.

Sin embargo, limita la práctica de cualquier deporte, bajo cita previa, a un máximo de dos personas, siempre sin contacto físico y con una distancia de, mínimo, dos metros, lo que limita el pádel a poder jugarse de manera individual, nunca en parejas.

A su vez limita el aforo al 30% de capacidad de aforo de uso deportivo.

Todas estas medidas, desde ANIP, se consideran excesivas teniendo en cuenta que el deporte del pádel, al igual que el resto de deportes de raqueta, y especialmente aquellos en los que una red separa a los deportistas, se caracteriza por el necesario espacio que requieren y tienen los deportistas para poder desenvolverse y ejecutar los golpes.

Se trata de un deporte donde en la gran mayoría de las situaciones va una persona a por la bola y se mantiene siempre la distancia recomendada; esta distancia es al menos la suma de la medida de la extensión del brazo junto con el tamaño de la pala de ambos jugadores.

El pádel, nuestro deporte, es uno de los más practicados en España, contribuyendo no solamente al beneficio de nuestra salud física y mental, sino también a las relaciones personales sociales y económicas de este país.

La industria del pádel hasta la llegada del COVID-19 estaba en pleno crecimiento, aumentando día tras día la facturación, la aparición de nuevos clubes, la generación de empleos y su contribución a la economía del país.

Estas medidas suponen, un gran riesgo no solo para los trabajadores (más de 10.000 puesto de trabajo directos más indirectos) sino también a cantidad de clubes, marcas deportivas, empresas de instalación y mantenimiento de pistas etc., que se verán obligados a cerrar.

Es por ello, que desde ANIP no podemos hacer otra cosa que oponernos categóricamente a la medidas propuestas y continuar con nuestras acciones con el objetivo único de que las autoridades competentes permitan la apertura de instalaciones deportivas para practicar el pádel sin ningún tipo de limitación habida cuenta que las superficies de cualquier instalación que albergue pistas de pádel sea cual sea su índole (outdoor, indoor o cubiertas) tienen una relación metros/personas muy superior a las recomendadas por las autoridades sanitarias y deportivas. No hay riesgo alguno en recibir clases 4 personas en 200 metros cuadrados y el de rebasar la seguridad personal de 2 metros en un partido normal es bajísima por los detalles comentados anteriormente. Asimismo todas las instalaciones están regulando el “tránsito” de jugadores y empleados en sus instalaciones para asegurar la distancia mínima de 2 metros así como adecuando sus instalaciones a las medidas higiénicas necesarias.

Es precisamente para este tipo de acciones por la que nació ANIP, para sumar la voz de los empresarios del sector a las ya existentes y aportar nuestro punto de vista, de extrema importancia, a los organismos que regulan y fomentan nuestro deporte. Unidos podemos alcanzar metas más altas y en este caso nuestra primera acción y no la última, sería la reapertura de nuestras instalaciones de la forma natural y respetando todos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias a fin de proteger a usuarios y personal.

En los próximos días os informaremos de las acciones que desde hace una semana hemos emprendido desde ANIP y que esperamos culminen con noticias muy positivas para todos.